poema

LUNA ELECTRICA

Las farmacias se desnudan a altas horas,
regalan sexo, aspirinas y cerveza.
nadie se resiste al contubernio
del ansia de la boca y el páncreas.
Todo es posible en este transito
que adormece con esperma los sentidos,
y hace mas llevadero el vomito.
Hay una luna eléctrica en cada quicio,
que sonríe con deseo de hombre,
y te viertes en sus bocas de crisol,
para que vuelva a amanecer tu noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s