EXILIO

Las sirenas están en huelga de canto
porque ya nadie respeta sus escamas.
los tiburones se han aficionado
a su carne blanca y a sus pechos desafiantes,
dicen tener ese punto epicureo de las ostras.
Se acabó su reinado en solitario,
ahora frecuentan los mercados
y sacan brillo a la plata
en casas de apellidos compuestos.
Duermen mal y cenan a deshora,
soñando sin malicia alguna
que el mar las reclame de su exilio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s